Cómo mantener y limpiar el toldo

922 36 32 17
Cómo mantener y limpiar el toldo

Podemos requerir los servicios de reparación de toldos en Tenerife cuando no somos capaces de realizar las tareas por nosotros mismos, pero no es menos cierto que un mantenimiento adecuado basado en la limpieza y consejos para su cuidado nos van a alargar su vida y nos van a ahorrar costes en su mantenimiento.

Como nos recuerdan desde el servicio de reparación de toldos en Tenerife, hay que limpiarlo para prolongar su vida. Tanto lo que es la lona como los mecanismos deben estar libres de todo elemento o suciedad que los pueda deteriorar o dificultarnos su uso.

Cuando lo vayamos a limpiar, deberemos usar un cepillo de cerdas suaves (el de barrer de casa puede servirnos), jabones suaves y agua templada. No utilices lejía o detergentes, ya que debido a su agresividad terminarán dañando la lona.

Es aconsejable limpiarlo al menos cada dos meses y, sobre todo, cuando “llueve barro”. Piensa que la arena incrustada en la lona del toldo va a provocar que aumente su peso, lo que significará que los mecanismos y los enganches tengan que trabajar de más.

Si tu toldo está provisto de un sistema de recogida automático, evita que esté expuesto a la intemperie. Si puedes retirarlo, mejor. En caso contrario, protégelo con un techo o haz que te hagan un cajón para resguardarlo.

Otro consejo en lo que se refiere al mantenimiento es no forzarlo. Si al abrir o cerrar vemos que nos cuesta más de lo habitual, observa primero si hay algún obstáculo y si tienes dudas de que alguno de los mecanismos puede estar averiado llama a Toldos Bravo para que te lo revisen. También nos aconsejan que es mejor no recogerlo cuando esté mojado, pues favorecería la aparición de moho. Y no te olvides de engrasar los engranajes, tanto para su conservación como para que te sea más fácil levantarlo y bajarlo.