Los primeros toldos de la historia

922 36 32 17
Los primeros toldos de la historia

Como compañía especializada en reparación de toldos en Tenerife, queremos aprovechar un espacio como el siguiente para explicarte cuál es la historia de este artículo.

Los toldos se presentaron al mundo en 1889, fecha de la mítica Exposición Universal de París. Aquellos artículos expuestos en la capital francesa eran ya bastante parecidos a los modelos actuales. La empresa A. Fabre fue la responsable de su producción. En poco tiempo, alcanzaron un gran éxito y coparon los locales parisinos.

De forma paulatina, los toldos fueron instalándose en establecimientos, pero también en casas para mejorar la protección frente a los rayos del sol. Gracias a aquellos novedosos artículos, se podía reducir la temperatura del interior de los espacios.

Como compañía con gran experiencia en la reparación de toldos en Tenerife, queremos comentarte que dichas estructuras no llegaron a España hasta 1936. Canut García, trabajador de la empresa catalana Estape S.A, fue el primero en importarlos a nuestro país tras haberlos visto en la capital gala.

Al regresar a nuestro país, aquel intrépido emprendedor logró convencer a sus colegas de oficio para importar a España los diseños de los toldos. La producción comenzó siendo, como imaginas, totalmente artesanal: se tejían con hijo y aguja.

Poco a poco, se paliaron los errores. Uno de los grandes problemas afectaba a los materiales usados. El hilo, al no resistir bien la acción del sol, tendía a pudrirse. Desde entonces hasta hoy, los toldos han evolucionado de forma considerable.

No dudes en comunicarte con la empresa Toldos Bravo.

haz clic para copiar mailmail copiado